martes, 24 de noviembre de 2015

Mujercitas. - Louisa May Alcott.


Esta obra de Alcott reproduce tanto en su estructura como en su tema la conocidísima novela alegórica de John Bunyan, El progreso del peregrino (Pilgrim's progress), y de aquí que muchos de los títulos de los capítulos sean alusiones directas a esta obra (Juego de los peregrinos, Cargas, Beth encuentra el Palacio Hermoso, El valle de la humillación de Amy, Jo conoce a Apolión, Meg visita la Feria de las Vanidades, entre otros). A la vez, cada una de las muchachas March está caracterizada por un defecto o pecado: Meg, vanidad; Jo, ira y gestos varoniles; Beth, timidez; y Amy, egoísmo. A través de lecciones que irán aprendiendo "A lo largo del camino", conseguirán mejorar y superar estos defectos. De ahí que pueda ser considerada una novela de crecimiento o evolución personal, así como una guía/modelo de conducta para señoritas. En el transcurso de la novela, las chicas traban amistad con el vecino de al lado, el joven adolescente Laurie, que se vuelve el mejor amigo de Jo. Así como los temas más serios y tristes narrados más arriba, el libro describe las actividades de las hermanas y su amigo, como crear un periódico y realizar un picnic, y los roces por los que pasan Jo y Laurie. También se plantea que Meg al pasar por todo el camino de los peregrinos logra convertirse en una mujercita, comprometiéndose con el señor Brooke. La obra es entretenida y muestra el contexto histórico de la época.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario